top of page

Tiene problemas para conciliar el sueño y siente que lo ha intentado todo para volver a dormir bien?



Así que tómate 2 minutos para descubrir cómo la hipnosis puede ayudarte a acabar con el insomnio y todas sus repercusiones en tu calidad de vida.



Una sesión de hipnosis comienza con una relajación. El objetivo es calmar la mente y el cuerpo. Una vez que esta relajación se ha afianzado, se produce una reducción del estrés y la ansiedad, dos factores que pueden alterar el sueño.

Durante la sesión, se pueden utilizar sugestiones hipnóticas para modificar los pensamientos negativos o las creencias limitantes relacionadas con el sueño. Por ejemplo, se puede animar a una persona que sufre insomnio a que sustituya los pensamientos ansiosos por otros más positivos y tranquilizadores sobre el sueño.

La hipnosis puede ayudar a reprogramar los patrones de sueño fomentando comportamientos y rituales que preparan para una noche de sueño reparador. Por ejemplo, una sesión de hipnosis puede incluir sugerencias para establecer un ritual relajante a la hora de dormir, evitar las pantallas antes de acostarse y crear un entorno favorable al sueño en el dormitorio.

Sobre todo, la hipnoterapia nos permite explorar las causas subyacentes de los problemas de sueño, ya sean emocionales, psicológicas o conductuales. Esto puede conducir a una mejor comprensión y resolución de los problemas que afectan al sueño.

La hipnosis también puede ayudar a reducir la sensibilidad al dolor, lo que puede interesar a las personas que sufren dolores crónicos que perturban su sueño. Al aprender a utilizar técnicas de autohipnosis para controlar el dolor, puede encontrar un alivio que le permita dormir mejor.

El sueño MOR, también conocido como sueño REM, es una fase importante del sueño durante la cual se producen los sueños y los procesos de consolidación de la memoria. Los estudios han demostrado que la hipnosis puede promover un aumento de la duración y la calidad del sueño REM, lo que puede contribuir a un sueño más reparador.

Para las personas que sufren pesadillas recurrentes o trastorno de estrés postraumático (TEPT), la hipnosis puede utilizarse para ayudar a controlar y reducir el impacto de las pesadillas en el sueño.

Mediante el uso de sugestiones hipnóticas para aumentar la confianza en uno mismo y la autoestima, la hipnosis puede ayudar a las personas a sentirse más tranquilas y relajadas a la hora de dormir, lo que les permite disfrutar de un sueño más profundo y reparador.

En resumen, la hipnosis ofrece una serie de beneficios potenciales para mejorar la calidad del sueño, actuando sobre diversos aspectos como la relajación, la reducción del estrés, el control del dolor, la optimización del sueño REM, el control de las pesadillas y el aumento de la confianza en uno mismo.


Además, la práctica regular de la autohipnosis refuerza el trabajo realizado durante la sesión, ya que, por un lado, aporta una sensación de bienestar y, por otro, permite reprogramar el cerebro, modificando así las creencias que dificultan el proceso natural de recuperación.


A modo de recordatorio, un tercio de la población francesa afirma sufrir trastornos del sueño. Un sueño de calidad es esencial para una buena salud mental y física. La falta de sueño es responsable de numerosos problemas: dificultad de concentración, trastornos del humor, depresión, falta de motivación, disminución de las defensas inmunitarias, pérdida de memoria, riesgos cardiovasculares, accidentes de tráfico, aumento de peso, etc.


Así que no espere más y busque ayuda para experimentar por fin la sensación de despertarse lleno de energía y de buen humor tras una noche de sueño reparador.







0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page